siempre

Publicado el

Siempre hay un cuento para una noche, un suspiro que se escapa, un beso que no damos y un abrazo que nos falta.

Un paseo no pensado, un pensamiento no transitado, un recuerdo ligero y un roce inesperado.

Un camino polvoriento, pelo trenzado, labios carmesíes y corazón agrietado.

Un perro que nos guíe, un cayado que nos sostenga, un cielo nublado y que no amanezca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *