días de borrasca

Publicado el

Mañanas oscuras, nubladas, con jirones de niebla arrancadas a las cimas de los montes que quedan a la vista. Viento cortante, árboles cantarines, un raitán saludando y la nevera vacía. Café en mano, cigarro en boca, gorra en la cabeza pues me la he rapado y el frío en el cuerpo que me hace desear volver a la cama.

Un caqui sin hojas, pero con frutos. Esa es mi única concesión a la navidad, pero sin quererlo.

Hierba creciendo lentamente, manzanos durmiendo, robles agarrándose el follaje como pueden, sin demasiado éxito. Caminos hechos por jabalís, arrendajos volando, un aguilucho acechando y topillos escondidos.

Cocina de leña encendida, Vero ladrando, Oso corriendo y Tina dormitando.

Días de borrasca por dentro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *